enes
enes

Conseguir unas prendas de alta calidad, con grandes diseños y  que se adapten a cualquier tipo de cuerpo, conlleva mucho más trabajo detrás del que podemos llegar a pensar. Tras cada una de los abrigos Marae hay un proceso de creación que conlleva mucho tiempo y esfuerzo por parte de nuestro equipo humano. ¿Quieres saber cómo se lleva a cabo todo el proceso de producción de nuestras chaquetas? Te contamos paso a paso todo el camino. 

La idea

Suele resultar el paso más complicado y largo. En primer lugar debemos tener en  cuenta las necesidades de nuestros clientes. Su tipo de clima,  la forma de vestir del país, el tipo de personas al que va dirigido. Una vez tenemos esto claro y  sabemos  qué tipo de chaqueta queremos confeccionar,  hacemos un primer boceto. A partir de ahí añadimos detalles, formas, anchos y largos según las tendencias de la temporada y los gustos del diseñador. Por último elegimos el tipo de material con el que elaboraremos cada parte del abrigo: su estructura, los ribetes, que botones quedan mejor. Y ya por último establecemos las opciones o variaciones que nos podamos encontrar, por ejemplo, los cuellos y puños de pelo.

La confección

Una vez tenemos la idea lista el siguiente paso es materializarla.  El primer paso es desgranar el diseño en las diferentes partes que lo forman. Una especie de plano de la prenda que en  la industria textil se conoce como patronaje. Ahí establecemos las medidas de cada parte en función de la talla. Una vez limitadas, las marcamos en piezas de cartón que sirvan como guía. 

Una vez tenemos todos los patrones los cortamos en la tela elegida  durante el diseño de la prenda y cortamos cada una de las partes. Las unimos a través de máquinas de coser  de una en una y ya tenemos por fin la estructura de nuestra chaqueta. 

El último paso es cómo glasear un bizcocho ya horneado. Ya se puede comer pero ese toque lo mejora. Pues con nuestras prendas pasa lo mismo.Lazos,botones, ribetes… cualquier detalle que le da esa personalidad a nuestras prendas se prueba para ver como queda en la realidad y si resulta cómodo a la hora de vestir las prendas. 

En esta fase del proceso, se llevan a cabo modificaciones de medidas  y materiales tras ponerlo a prueba.

La producción

Una vez tenemos las prendas  con todas las modificaciones necesarias es hora de comenzar a producirlas. Para  conseguir satisfacer a todos nuestros clientes  este proceso no para durante el año teniendo en cuenta  nuestros mercados extranjeros. Pero además ofrecemos la posibilidad de elegir entre más de 20 colores para cada tejido y material de nuestras prendas. Consiguiendo así modelos únicos adaptados a los gustos de cada cliente. 

Todo este duro trabajo y esfuerzo dan como resultado unos abrigos Marae de gran calidad. La elaboración manual y artesanal permite conseguir prendas únicas e individualizadas fabricadas con lana merina. Unas prendas de lo más especiales para vestir a los más pequeños de la casa